Daniel Sachi

hace 1 mes · 1 min. de lectura · visibility 0 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Como hacer que las personas rindan cuentas de manera positiva

Como hacer que las personas rindan cuentas de manera positiva

Hacer que los demás sean responsables de cumplir con nuestras expectativas y hacerlo de una manera en la que se sientan bien, requiere un esfuerzo y habilidad reales.

Pero la mayoría de las personas a cargo de otros, no se toman el tiempo para seguir pasos lógicos de manera consistente, esperando que su gente mágicamente llene los espacios en blanco y avance a pesar de la falta de claridad.

Van resolviendo los problemas a lo largo del camino y un fatídico día se encuentran haciéndose la pregunta ¿Cómo es que sucedió esto?

En realidad, la responsabilidad del líder consiste en formar, comunicar, alinear e inspeccionar de manera efectiva el cumplimiento de las expectativas, y la mejor manera de hacerlo es basándose en principios positivos, permitiendo así a las personas lograr resultados consistentes ahora y en el futuro.

Pensar que cuando las personas no cumplen con lo estipulado es porque hay algo mal en ellas, es un error demasiado presente y una forma común de pensar de aquellos a cargo que no tienen claro su rol.

Lo que sucede es que algunos líderes trabajan suponiendo que las personas están haciendo todo lo posible, y en cualquier circunstancia, para cumplir con sus expectativas, y, si algo sale mal, generalmente es porque, como líderes, no están trabajando bien, suponiendo en lugar de asegurarse.

...
Seguir leyendo el artículo en 
https://www.roiagile.com/post/como-hacer-que-las-personas-rindan-cuentas-de-manera-positiva

thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios
Daniel Sachi

Daniel Sachi

hace 1 mes #2

#1
Mil gracias Oscar!

Oscar Montejo Rodriguez

Oscar Montejo Rodriguez

hace 1 mes #1

A nivel general tenemos la tendencia a presuponer antes que preguntar y lo que conseguimos con eso es que se preparen unos líos tremendos y terminemos todos enfadados. Una auténtica absurdez... Muy buen artículo